Está usted en: Prensa | Notas de prensa

Notas de prensa

SAOM INFORMA CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

18/10/2021

Imagen

En nuestra comunidad más de 5.700 mujeres serán diagnosticadas de cáncer de mama en 2021, y su prevalencia se situará en más de 22.000 mujeres al final de este año.
 
Por provincias, se estima más de 1.300 mujeres diagnosticadas de este tumor en Sevilla, más de 1.100 en Málaga, más de 800 en Cádiz, más de 600 en Granada, más de 500 en Córdoba, más de 400 en Jaén y Almería, y más de 350 en Huelva.
 
No obstante, los expertos de la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM) destacan que el 87% de las mujeres con cáncer de mama logrará superarlo y llevar una vida normal gracias a los últimos tratamientos, los programas de prevención precoz y a las técnicas de diagnóstico, que han aumentado la supervivencia y mejorado su calidad de vida de las pacientes en los últimos años.
 
El cáncer de mama es uno de los tumores más frecuentes y el de mayor prevalencia entre los dos sexos. Además, representa el más prevalente entre las mujeres (17%) y también el de mayor incidencia (28%).
 
Destaca el alto nivel de excelencia de la oncología andaluza en este campo, con hospitales que son una referencia en el tratamiento de estos tumores, tanto en la aplicación de las terapias más avanzadas como en el desarrollo de ensayos clínicos.
 
Los últimos avances y la mejora de los tratamientos oncológicos, entre ellos las nuevas terapias avanzadas o la inmunoterapia, unido a las técnicas de diagnóstico precoz, permitirán que ocho de cada diez mujeres diagnosticadas de cáncer de mama este año en Andalucía logren superarlo y mejoren su calidad de vida. En nuestra comunidad, unas 5.700 mujeres serán diagnosticadas de cáncer de mama en 2021, de los más de 33.000 nuevos casos que se detectarán en todo nuestro país, según los datos que maneja la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM). En total, la prevalencia del cáncer de mama en la región (a 5 años) se situará en más de 22.000 mujeres al final de este año, una cifra que sigue aumentando debido a diferentes factores y causas (aumento de la esperanza de vida de la población, tabaco, alcohol, obesidad, sedentarismo, etc.), pero que también es consecuencia de la mejora de la supervivencia gracias los programas de cribado y detección precoz, a las nuevas técnicas de diagnóstico, y a los últimos avances y novedades en oncología, lo que conlleva a una reducción de la mortalidad. Así lo destacan los expertos de la SAOM, que, con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, que se celebra mañana 19 de octubre, han querido informar de los últimos datos sobre este tumor en Andalucía.
 
El cáncer de mama es uno de los tumores más frecuentes y el de mayor prevalencia a nivel global (sumando los tumores de hombres y mujeres), por delante del cáncer de próstata, colorrectal y de pulmón. De hecho, representa el tumor con mayor prevalencia entre las mujeres (17%) y también el de mayor incidencia (nuevos casos), con un 28%, por delante del cáncer de colon y recto, pulmón y cuerpo uterino.
 
Por provincias se estima que en 2021 más de 1.300 mujeres sean diagnosticadas de cáncer de mama en Sevilla, más de 1.100 en Málaga, más de 800 en Cádiz, más de 600 en Granada, más de 500 en Córdoba, más de 400 en Jaén y Almería, y más de 350 en Huelva. Por su parte, las provincias con mayor prevalencia serán Sevilla, con más de 5.200 casos, Málaga con más de 4.500, y Cádiz con más de 3.300, seguida de Granada con 2.500 casos, Córdoba con más de 2.200, Jaén y Almería con más de 1.700, y Huelva, con unas 1.400 mujeres.
 
En España la prevalencia (a 5 años) del cáncer de mama también crecerá hasta alcanzar las 130.000 mujeres. En cuanto a la mortalidad, se trata del cuarto cáncer con mayor tasa de fallecimientos en España y Andalucía, y el primero entre las mujeres. Andalucía se sitúa en una tasa de mortalidad estandarizada de 257 fallecimientos por 100.000 habitantes, en torno de a la media española.
 
No obstante, “casi el 90% de las mujeres con cáncer de mama lo superarán gracias al diagnóstico precoz, la mejor adecuación de la cirugía, cada vez menos agresiva, y el tratamiento complementario al que cada vez se suman nuevas terapias más efectivas y menos tóxicas. Cuando se trata de enfermedad metastásica, hemos asistido al desarrollo de nuevos tratamientos que no sólo prolongan la supervivencia de nuestras pacientes, sino que mejorarán su calidad de vida, permitiéndoles realizar una vida prácticamente normal mientras reciben la medicación, algo impensable hasta hace unos pocos años”, destaca el Dr. Rubén de Toro, coordinador del grupo de trabajo de Cáncer de Mama en la Sociedad Andaluza de Oncología Médica (SAOM) y oncólogo médico en el Hospital Virgen de Macarena  (Sevilla)
 
En Andalucía, como en el resto de España, las mujeres más afectadas son las mayores de 50 años, si bien el riesgo de desarrollarlo puede empezar a partir de los 40 años. “La supervivencia de las pacientes de cáncer de mama se sitúa ya en un 87%, y eso ha sido también posible gracias a los programas de diagnóstico precoz, que han contribuido a un mejor abordaje y tratamiento de la enfermedad y a un notable descenso de la mortalidad. Si detectamos los casos en una etapa más precoz, podemos abordarlos antes, tratarlos mejor y aumentar sus expectativas de supervivencia. Además, con los últimos tratamientos innovadores ha disminuido mucho la toxicidad, y las mujeres con cáncer de mama pueden desarrollar una vida normalizada, con una muy buena calidad de vida, pueden incorporarse a su trabajo, etc.”, afirma el Dr. Rubén de Toro, quien destaca el alto nivel de excelencia de la oncología andaluza en este campo, con hospitales que son una referencia en el tratamiento del cáncer de mama, tanto en la aplicación de las terapias más avanzadas como en el desarrollo de ensayos clínicos.
 
Entre las novedades en el tratamiento para este tipo de tumores hay que subrayar la aplicación de la inmunoterapia o las terapias cada vez más dirigidas, con menos toxicidad, muchas de ellas por vía oral que previenen los efectos secundarios y evitan que las pacientes tengan que ir a los hospitales a someterse a tratamientos intravenosos. Entre los últimos avances, el Dr. de Toro destaca los buenos resultados logrados en diversos ensayos con Inhibidores de ciclinas, que han demostrado una mayor supervivencia en mujeres con cáncer de mama luminales metastásicos; los resultados alentadores de una nueva inmunoterapia basada en atezolizumab para mujeres con tumor de mama triple negativo, o los buenos datos alcanzados en el nuevo fármaco olaparib. En pacientes con cáncer de mama BRCA 1 y 2, el estudio OlynpiA ha mejorado los resultados en adyuvancia y reducido las posibilidades de recaída. En cáncer de mama HER2 positivo, se están incorporando nuevos fármacos como el Trastuzumab Deruxtecan y el Tucatinib, que complementan a los que ya existentes, y que mejoran los ya buenos resultados que aportaban los fármacos de los que ya se disponía.
 
“El futuro más cercano es seguir ahondando en la medicina de precisión y en la secuenciación masiva de ADN, que nos hacen entender mejor el cáncer de mama y seleccionar mejor los tratamientos de las pacientes. En este contexto, las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, y su uso para el diagnóstico, puede suponer un gran salto en la lucha contra el cáncer de mama”, indica el Dr. Rubén de Toro.
 
“La prevención es fundamental, y desde la SAOM aconsejamos a las mujeres que participen en los programas de detección precoz que se realizan en Andalucía, en especial las mayores de 50 años, y que si presentan algún síntoma acudan a su médico de Atención Primaria para que las atiendan”, añade el Dr. Antonio Rueda, presidente de SAOM. El síntoma más frecuente de un cáncer de mama es la aparición de un nódulo palpable generalmente no doloroso, aunque también es frecuente la retracción del pezón o alteraciones de la piel de la mama.
 
Los principales factores de riesgo del carcinoma de mama son la edad, los antecedentes familiares, la historia personal de determinadas enfermedades benignas de la mama o haber padecido cáncer de mama invasivo, ser portadora de mutaciones en los genes BRCA 1 y 2 o en otros que aumentan el riesgo, tener densidad mamaria elevada en las mamografías, factores reproductivos como la aparición temprana de la menstruación, la menopausia tardía o no haber estado embarazada nunca; el uso de terapia hormonal sustitutiva después de la menopausia, el consumo de alcohol y la obesidad.


Compartir en: